5/7/18

Curiosidades: El Triste Final del Creador de la Crema Chantilly


Francois Vatel (1631 – 1671) nacido en Suiza, fue el maestro de ceremonias de Luis XIV – el rey sol, aprendió el oficio de los fogones de su padrino, que junto con su ingenio e imaginación le hicieron famoso entre la aristocracia francesa.


Con su genial forma de trabajar François Vatel fundó los cimientos de todo un protocolo de cocina y comedor que iniciaría la fama de la cocina francesa en el mundo entero. El gran Vatel, como empezaba a ser conocido, elegía las recetas, supervisaba la elaboración de los platos, organizaba las compras, dirigía al personal de cocina y de servicio y, no conforme con esto, disponía la decoración de las mesas y diseñaba los espectáculos que divertirían a los comensales.

La cumbre de su carrera profesional sería alcanzada durante la muy conocida y publicitada fiesta de los “Tres Días”, organizada en el palacio de Chantilly en 1671 en honor del Rey Sol y una selecta comitiva de dos mil invitados, es decir, toda la Corte de Versalles; con el único fin de deslumbrar a Luis XIV para conseguir que éste se reconciliara con el príncipe Condé y contratara a su ejército personal para la guerra contra Holanda.

Vatel, que fue avisado de la celebración de esta fiesta con solo quince días de tiempo, inició su trabajo diseñando menús y puestas en escena que lograran asombrar a toda la corte de Versalles. 

Cuando llego el momento de la fiesta, todo marchaba a pedir de boca, todos se apresuraban por servir a sus invitados, espectáculos de diversos entretenimientos, mantenían entretenidos a la aristocracia allí reunida. Se cree que fue en este evento cuando por un error en el postre de los invitados Vatel inventó la famosa crema Chantilly, que fué llamada así en honor al Palacio donde la realizó.

Palacio de Chantilly, Francia

El ultimo día  de los festejos, un viernes de vigilia, el menú iba a tener pescado como plato principal, pero resultaría que el proveedor de pescado no llego a tiempo para abastecer las cocinas, Vatel ante este percance y con los nervios a punto de estallar, no pudo con este contratiempo y decidió quitarse la vida con tres puñaladas en su pecho; minutos después de la tragedia fue anunciada la llegada del proveedor con el pescado para el banquete.

Fue un final trágico para este gran personaje  pero nos queda claro que su legado en la cocina francesa nunca será olvidado.

Laarepaenlinea

gastronomadas
Publicar un comentario