21/1/18

Arte: Las Pinturas Psicodélicas de Jim Carrey


Escondido de las cámaras desde hace años, Carrey ahora descubre un mundo diferente a través de los lienzos en los que ha encontrado un nuevo y sincero refugio.


«La desesperación es un ingrediente necesario para aprender o crear cualquier cosa. Así de sencillo. Si nunca has estado desesperado, nunca has sido interesante», dice el artista cuya vida no ha sido fácil, sobre todo, tomando en cuenta sus trastornos de depresión que se contraponen a los coloridos cuadros que hace.

En sus pinturas hay formas psicodélicas donde los tonos oscuros se mezclan de maneras contrastantes con los fosforescentes, como si el artista quisiera palpar el sentimiento de la depresión que lo ha embargado en distintas etapas de su vida, y su lucha contra la alegría y el buen humor de sus personajes cinematográficos. «Me gusta la independencia de la pintura. Me encanta la libertad que ofrece. La mayoría del tiempo, nadie más te dice qué puedes o no puedes hacer. Y hay una inmediatez en ello».

Pintar es sin duda un acto de liberación para quien alguna vez se haya entregado a esta actividad en busca de plasmar un miedo o una alegría. En el caso de Carrey, esto ha ocurrido de manera evidente tras su ruptura con la actriz y modelo Jenny McCarthy en 2010 y el suicidio de su exnovia Cathriona White en 2015; hechos que sin duda han contribuido para que el actor busque un refugio alejado de las cámaras, aislado en un estudio en la ciudad de Nueva York.

Aquí una muestra de su trabajo.
















Laarepaenlinea

culturacolectiva

Publicar un comentario