29/3/17

Macabro: 3 Ganadores de la Lotería que fueron Asesinados por su Dinero


La mayoría de nosotros hemos fantaseado alguna vez con ser agraciados con un premio “gordo” de la lotería. ¿Qué haríamos con el dinero?, ¿con quién compartiríamos el premio?…y, a veces, la fantasía nos ha llevado a pensar que seríamos envidiados por muchos y que tener la suerte de “sacarte el premio” finalmente podría resultar una desgracia. En Supercurioso os hablamos de 5 estúpidos ganadores de la Lotería y en esta ocasión queremos ir más allá y conocer la historia de 3 ganadores de la lotería que fueron asesinados por su dinero.

Ganadores de la lotería que fueron asesinados

1. Abraham Shakespeare


Abraham Shakespeare ganó en la lotería 30 millones de dólares, de los cuales cobró 17 de una sola vez. Era un buen hombre que afirmaba que la lotería no le cambiaría. Con el dinero se compró una casa en un buen barrio, un coche nuevo, un rolex de segunda mano y poca cosa más. Durante un tiempo ayudó económicamente a todo aquel que se lo pidió, pero la situación al final era insostenible. Tenía una cola de caraduras cada día frente a su casa.

Conoció a una mujer llamada Dorice Donegan, “Dee Dee” Moore, con la que se asoció y que le iba a ayudar a administrar su dinero. Moore de entrada gastó 1 milón de dólares en coches caros y vacaciones de lujo, pero quería más. Shakespeare desapareció repentinamente y Dee Dee explicó a todo el mundo que había huido, cansado de los pedigüeños que no cesaban de acudir a su puerta y que estaba descansando en una isla. Realmente le había disparado dos tiros en el pecho y lo había enterrado en el jardín de su casa. Para que nadie sospechara enviaba regalos a su hijo e incluso contrató a un hombre para que llamara a la madre de Abraham para felicitarla. Sin embargo, al cabo de un tiempo la familia empezó a sospechar y denunció su desaparición. La policía acudió a casa de Moore y encontró el cadáver del ganador de la lotería enterrado en el jardín. Moore fue juzgada por asesinato y condenada a cadena perpetua sin libertad condicional.

2. Urooj Khan


Urooj Khan ganó 1 millón de dólares en la lotería. Era un hombre de buena posición económica y proyectaba invertir el premio en sus negocios y donar una parte a un hospital infantil. No pudo hacer nada de esto ya que a los dos días de ganar, murió. Tras una cena tradicional india para celebrarlo, no se sintió bien, se fue a la cama y se despertó un rato después agonizante. Murió al día siguiente en el hospital. El médico lo achacó a una enfermedad cardiovascular y no hizo la autopsia.

Un tiempo después el hermano solicitó la exhumación del cadáver, ya que sospechaba un envenenamiento. Los análisis determinaron que en su cuerpo había una cantidad letal de cianuro. Las herederas fueron su segunda esposa, y la hija de su primer matrimonio que en aquel momento era menor. La policía no ha podido demostrar la culpabilidad de nadie.

3. Maria Lou Devrell


La australiana Maria Lou Devrell ganó 5 millones de dólares en la lotería. Contrató a Peter Kelly, un administrador financiero, amigo suyo desde hacía más de 20 años para que le llevara las inversiones y las cuentas. Las discusiones entre Maria Lou y Peter se hicieron cada vez más frecuentes. Peter la acusaba de gastar en exceso. Al final de una de esas discusiones, Peter fue a su coche, cogió un mazo que llevaba y la golpeó en la cabeza. Su hija la encontró unas horas después.

Peter dijo en su defensa que había actuado en un momento de ira, sin premeditación. Sin embargo, se demostró que Peter había hecho unas inversiones desastrosas y había perdido más de 1 millón de dólares y que la mujer quería prescindir de sus servicios. El jurado lo declaró culpable, pero tuvo en cuenta que fue en un momento de obcecación y consideró sus intachables antecedentes, condenándolo entre 13 y 18 años de cárcel.

Laarepaenlinea

Supercurioso
 photo pequenofinal_zpskmku01bj.gif
Publicar un comentario