9/1/17

8 Consejos para Beber Alcohol y no Embriagarte Rápido


Se dice que el alcohol, si se consume moderadamente, aporta beneficios al estado de ánimo. Lo cierto es que disminuye la rapidez del sistema nervioso y, si se consume en exceso, puede provocar diferentes tipos de malestares, provocar accidentes e incluso causar un coma etílico o una cirrosis, a largo plazo.

Bebe despacio. La velocidad influye tanto como la cantidad que se consume. Entre más rápido se beba, los efectos en el organismo serán más notorios. Se puede aplicar el concepto de trago estándar por hora, ya sea una cerveza o una copa de vino.

Come bien. Si se tiene el estómago lleno, será un buen colchón para las bebidas, pues se formará una película protectora que retardará sus efectos.

Deja la copa sobre la mesa. Al dejar la bebida sobre la mesa o la barra, se evita el acto reflejo de llevársela a la boca de manera constante.

Cuida los medicamentos. Cualquier medicamento mezclado con alcohol puede tener consecuencias que terminen en desastre.

Di no a las mezclas. Evita mezclar bebidas durante el evento, sobre todo alcoholes que contengan agua residual con refrescos, que tienen altas dosis de azúcar. Si tienes una bebida predilecta bebe sólo copas de ella.

Bebidas con agua. Ingiere bebidas que se mezclen con agua (alterna a partes iguales), de este modo la absorción será más lenta.

Di no al café. Es falso que la cafeína contrarreste los efectos del alcohol. Por el contrario, sirve como trampolín de entrada al torrente sanguíneo. Además, aumenta la pérdida de agua que el alcohol ya ha iniciado.

*Para las mujeres. No trates de beber la misma cantidad que un hombre. Por factores biológicos, no hay punto de comparación en las capacidades de absorción.

Al respecto también se dice que tomar una cucharada de aceite o un vaso de leche antes de beber, así como mantenerse en movimiento, sirve para contrarrestar los efectos de las bebidas alcohólicas.

Europress
 photo pequenofinal_zpskmku01bj.gif
Publicar un comentario