26/12/16

Houdini: La Extraña Muerte del Escapista más Famoso del Mundo


Fue el gran escapista de la historia, experto en inmersiones, grilletes y cadenas. Y sin embargo, Harry Houdini no pudo esquivar una muerte misteriosa que, para muchos admiradores del gran mago no se debió a causas naturales sino a un homicidio.

Hay muchas teorías sobre la muerte de El Gran Houdini aquel día de Halloween de 1926. Según la versión oficial de los hechos, el mago moría como consecuencia de un fuerte golpe recibido en el estómago que le produjo la apertura del apéndice -peritonitis- y, en unos días, la muerte. Así lo certificó el médico que atendió a Houdini en el hospital Grace de Detroit, un tal Daniel Cohn.

Los hechos fueron los siguientes: tras una de sus actuaciones, Harry fue abordado por un grupo de estudiantes universitarios, admiradores del mago, que lo retaron a probar su resistencia física. Houdini aceptó sin reparos enfrentarse en un combate a una de las principales estrellas de boxeo de la universidad, William Lances, con tan mala suerte que recibió un golpe en el abdomen que, sin saberlo, le había provocado una rotura de apéndice.El gran Houdini mantuvo la compostura durante el resto del combate, en el que siguió recibiendo golpes que supo sobrellevar como un buen actor.


Houdini enfermó. Durante los días posteriores al combate aumentó la fiebre y el dolor se volvía insoportable. Sin embargo, no dejó de trabajar. Era un hombre extremadamente disciplinado, con una vocación absoluta por su trabajo, incapaz de suspender una función a pesar de estar al borde de la muerte. Pero probablemente Houdini no era consciente de estado de gravedad en el que se encontraba hasta que se rindió a la evidencia de los hechos, confesándole a su hermano “Estoy cansado de luchar. Creo que esta cosa me va a vencer”. Y así fue. Nueve días después del combate, Harry fallecía.

Tras certificar su muerte, el cuerpo fue trasladado a Nueva York y enterrado en un cementerio del condado de Qeens sin habérsele practicado la autopsia, un hecho que ha favorecido al misterio generado en torno a su muerte.

Desde hace varios años, dos descendientes de Houdini, George Hardeen y Anna Thurlow, persiguen la posibilidad de exhumar el cadáver del mago para conocer las causas reales de su fallecimiento, ya que consideran que Harry fue víctima de un asesinato. El abogado Joseph Tacopina se encarga de llevar el caso, en el que se baraja la posibilidad de un envenenamiento ya que, durante los últimos días que pasó en el hospital Houdini había mostrado una mejoría más que considerable.

Aún son muchos los seguidores que intentan contactar con El Gran Mago todos los 31 de octubre -noche de su fallecimiento- ya que Houdini se había interesado además por el “Espiritualismo” y había dejado un código secreto basado en diez palabras extraídas de un texto de Conan Doyle -creador de esta corriente- a través del cual se podría certificar que habían entrado en contacto con su fantasma. Hasta el momento no se ha registrado ningún contacto con Houdini desde el más allá y para muchos, las causas de su muerte siguen en la tiniebla.

Laarepaenlinea

Publicar un comentario