18/8/16

Macabro y Brutal: Kim de Gelder el Joker Asesino de Deldermonde


A muchos nos impactó la interpretación del difunto Heath Ledger del joker, en la película de 2008 de Batman, sin embargo un joven de Bélgica nacido en 1989 llamado Kim de Gelder estaba obsesionado con el personaje y esta es su historia:


De Gelder vivía con su familia muy cerca de Sint-Gillis, en Dendermonde, una ciudad de Bélgica,  era un niño muy retraído y sin amigos por lo que su refugio fueron los comics y las películas, sin embargo sus padres no ayudaban en su actitud ya que si hacia una broma o un comentario su padre lo callaba, por lo que en cuanto tuvo edad suficiente se mudó de su casa y obtuvo un empleo, aunque sus empleadores lo consideraban un empleado mediocre.

En 2009 dejo su trabajo y compró unos cuchillos, un chaleco antibalas y cometió su primer asesinato, fue al cercano poblado de Beveren y allí, sin motivo, asesinó a cuchilladas a Elza van Raemdonck, una mujer de 73 años. 


Consiguió escapar sin ser identificado.

La mañana del 23 de Enero del 2009, a un año de la muerte del actor Heath Ledger, Kim tomó un estuche de maquillaje, se pintó de rojo los labios, los ojos de negro y la cara de blanco emulando al Joker.

De Gelder tomó una mochila donde metió sus cuchillos, una pistola de juguete, un plano y un papel donde había apuntado el nombre de tres guarderías. Después tomó su bicicleta y salió a cumplir su misión.

Llegó a un kinder llamado:"El País de las Fábulas" y sacó de su mochila los cuchillos, guardó uno entre sus ropas y blandió el otro, se dirigió de inmediato al área donde se encontraban los bebés. Muchos de los cuidadores lo vieron atónitos, sin saber qué hacer ni cómo reaccionar ante el personaje vestido y maquillado como el joker.

Entonces empezó a atacar gente con sus cuchillos, entre niños y cuidadores, el número de víctimas llego a 15, seis cuidadoras intentaron impedir el ataque pero De Gelder las acuchilló en el cuello, el pecho, la espalda y las piernas.

El saldo final terminó con 3 fallecidos, un mayor y 2 niños.

De Gelder abandonó la guardería caminando. Iba muy tranquilo. Subió a su bicicleta y se alejó. Llegó cerca de Aldi de Lebbeke, un pueblo vecino. Allí fue localizado por la policía, quien lo detuvo en una callejuela. De Gelder no se resistió. Al preguntarle a dónde se dirigía, contestó que "a una consulta psiquiátrica".

Al momento de su arresto encontraron en sus bolsas mas cuchillos y un mapa de otra guardería a donde se dirigia, cuando los policias le preguntaron por que lo hizo, solo se río de ellos.

Trasladado a Brujas, los análisis demostraron que no había consumido drogas ni alcohol. Tampoco tenía antecedentes penales, ni había sido sometido a tratamiento psiquiátrico. De Gelder no contestó a nada de lo que los agentes le preguntaban. Se limitó a reírse de ellos.


Dejó de comer y tuvo que ser alimentado por vía intravenosa, días después fue llevado a los juzgados en una caravana de patrullas y con la cara tapada con un pasamontañas, algo que Kim sin duda disfrutó.

Los medios de comunicación de todo el mundo bautizaron de inmediato a Kim de Gelder como “El Joker de Dendermonde”.
Un homenaje se realizó en memoria de las víctimas: eran niños vivos llevando flores y muñecos de peluche para honrar a niños muertos.

@Rockerfuck
Publicar un comentario