16/8/16

7 Típicas Mentiras que le Dicen los Padres a sus Hijos


La mayoría de los padres buscan el bienestar en todos los sentidos de sus hijos. Razón por la que muchas veces se ayudan de las llamadas "mentiras blancas o piadosas", para hacer que los niños hagan algo que no quieren, que es por su bien; es una manera de hacerlos obedecer. 

Pero, no podemos negar que muchas de esas falsedades ya se convirtieron en mitos urbanos que vivimos como ciertos. Estas son 10 mentiras que los padres les dicen a sus hijos. ¿Cuál reconoces?

1. Si tomas café no vas a crecer.

¿Qué mejor manera de mantener a los niños alejados de un producto que les puede dar energía de más? Y es que seguramente ningún padre quiere que su hijo pase más horas de las comunes saltando y gritando por todos lados.

Así que probablemente ese es el origen de tan falsa declaración. Ahora, de grandes, todos sabemos que el café no impide el crecimiento y que en la dosis adecuada sirve a que nuestros reflejos estén al máximo nivel, a tener una mejor digestión y más. 

2. Comer chocolate te causa acné. 

¿Toda tu adolescencia te la pasaste mortificándote pensando que los granos en la cara eran culpa de todos los chocolates que comías? Sí, sí, tienes que hablar seriamente con tus papás.

Resulta que no hay ningún estudio que avale que el chocolate cause acné. Probablemente, tus padres te decían esto para que mantuvieras una dieta más sana y tomaban de referencia que éste podría causar granos en tu cara al encontrarlo en presentaciones que pueden ser grasosas. El chocolate en exceso o en presentaciones variadas puede causar otros problemas como obesidad, pero no acné.
  
3. Si haces bizcos de manera constante, terminarás quedándote así.

La cavidad orbitaria tiene 7 músculos que se encargan de mantener los ojos en su lugar, así que por más que te esfuerces en "juntar" los ojos, éstos siempre regresarán a su forma original.
  
4. Si nadas después de comer te van a dar calambres y puedes ahogarte.

¿Qué crees? Esto es falso. Esta creencia venía de la idea de que la sangre se iba al sistema digestivo y no a los músculos, por lo que la posibilidad de tener calambres es mayor. Pero, no es así. Lo que te puede pasar es que pierdas energía, pero no tus habilidades en el agua.

5. Si te tragas el chicle, durará siete años en tu estómago.

¿Recuerdas cuando tus padres te advertían que no te tragaras el chicle porque se quedaría pegado en tus intestinos por años? Resulta que es uno de los mitos más generalizados.

Sin embargo, el doctor David Pollack, medico de Children's Hospital of Philadelphia Care Network, explica que si un niño traga un chicle, los fluidos lo llevarán por todo los intestinos hasta que salga en unos días. No se digiere fácil, pero sale.

6. Tronarte los dedos te provocará artritis. 

Las articulaciones del cuerpo están rodeadas por un líquido espeso llamado tejido sinovial, que disminuye su presión cuando se fuerzan los huesos de las articulaciones al separarse por tronarlas.

Sin embargo, no existe ninguna prueba de que exista una reacción negativa ante el hecho, sólo se ha notado que las personas que con frecuencia lo hacen tienen un debilitamiento en la fuerza con la que sujetan las cosas. Pero, no hay indicios de artritis.

7. Ver demasiada televisión (o de muy cerca) daña la vista. 

Afirmación utilizada para hacer que los niños se despeguen del televisor y salgan a hacer un poco de ejercicio. 

La Academia Americana de Oftalmología, asegura que no hay nada de que preocuparse: "No daña los ojos".

Y tampoco produce otra clase de daño físico. Además, es menos probable que se dañe a los niños que a los adultos, si fuera el caso. Lo que pudiera existir en es una fatiga visual y no más.

Guillermo Marrero
 photo pequenofinal_zpskmku01bj.gif
Publicar un comentario