27/8/16

5 Deportistas que Tuvieron todo y ahora Viven en Bancarrota



“Plata llama plata” reza una frase que, al parecer, no ha sido muy generosa con algunos deportistas. Sus errores financieros han hecho que el dinero que ganan, rápidamente salgan de sus bolsillos o de sus cuentas bancarias.

¿Por qué sucede esto?

El 30 % de los actuales deportistas se gasta más de lo que gana. Por ejemplo, el 50 % de los futbolistas europeos ya está arruinado al momento de su retiro.

La Liga mejor pagada en el mundo es la del fútbol americano, en la que curiosamente el 78% de sus jugadores pierde todo el dinero tras dos años de retirarse.

Uno de los mayores errores financieros de los deportistas es gastar su dinero en excentricidades, por ejemplo:

Mike Tyson

El campeón ‘pesado’ del deporte de las narices chatas quedó casi en la calle. El pugilista, quien tuvo la oportunidad de tener entre sus curiosidades dos tigres de 300.000 dólares y coleccionar motocicletas de casi 4,5 millones, invertía en sí mismo cerca de 400.000 dólares mensuales.

Paul Gascoigne

El fútbol pone su cuota con este talentoso jugador inglés.

La carrera del centrocampista siempre estuvo marcada por los coqueteos con el alcohol, vicio que terminó por llevarlo a la ruina cuando colgó las botas.

Desde su debut en 1985, con 18 años, generó una fortuna superior a los 14 millones de libras, pero terminó por perderlo todo. Protagonista de varias peleas y detenciones provocadas por el alcohol, llegó a reconocer que no tenía ni un techo donde dormir. La Asociación de Futbolistas Profesionales de Inglaterra tuvo que recurrir en auxilio de un Paul Gasccoigne que pasó sin éxito varias temporadas en clínicas de rehabilitación.

Scottie Pippen

¿Quién no recuerda al mítico jugador de los Chicago Bulls de los años 90 y compañero de Michael Jordan? Pues este basquetbolista ganó seis anillos de la NBA y fue uno de los componentes del Dream Team que deslumbrara en los Juegos Olímpicos de Barcelona.

En 17 temporadas como jugador, amasó una fortuna de 120 millones de dólares que se gastó en caprichos como comprarse un jet privado que no funciona. Tuvo que pagar otro millón para repararlo. Mal aconsejado por sus asesores, realizó inversiones que terminaron por llevarlo a la ruina.

Hasta la venta de su mansión de lujo en Portland, de 5.700 metros cuadrados, supuso un pésimo negocio para Scottie Pippen. En 2000 compró el inmueble (que tenía seis baños, tres aseos, cancha de baloncesto, gimnasio y sauna) por cuatro millones de dólares y años después lo vendió por uno menos.

Iván René Valenciano

‘El Bombardero’ vive en Barranquilla, arrepentido de no haber aprovechado mejor la oportunidad que le dio el fútbol. Los excesos fueron la piedra en el zapato para el gran goleador.

Fueron 20 años en el FPC, 217 goles en el rentado nacional y tres Botines de Oro nacional, credenciales suficientes para ser uno de los grandes del país.

Sin embargo, el barranquillero reconoce a sus 42 años que los gastos económicos, especialmente en la comida, fueron los causantes de no ser el mejor jugador del país. Actualmente da cátedra de fútbol en su tierra natal.

Michael Vick

El quarterback de los Philadelphia Eagles batió récords con sus contratos, firmando uno de seis años por 62 millones de dólares, y otro de diez años por 130 millones. En 2005, Michael Vick figuraba con el número 33 en la lista de celebridades ricas de la revista Forbes.

La mala hora financiera para esta estrella del fútbol americano comenzó cuando fue declarado culpable de organizar peleas de perros, lo que le costó dos años de prisión. Su mala gestión financiera acabó haciéndole declararse en bancarrota desde la propia prisión.

Guillermo Marrero

Laarepaenlinea 
 photo pequenofinal_zpskmku01bj.gif
Publicar un comentario