14/7/16

El Curioso Origen del Queso


Hace más de diez mil años antes de Cristo, el habitante de Europa y Oriente Medio ya había comprobado los beneficios de la ganadería y el domesticado de animales, entre ellos los uros, unos animales que ya se extinguieron en el 1627 y que eran similares a los toros.

La trashumancia que los pastores tenían que realizar para alimentar a sus ganados, implicaba que éstos se alimentaran durante días a base de frutos del camino y del ordeño de sus animales. Dice la historia, que una de tantas veces los pastores decidieron conservar la leche sobrante con el fin de no desperdiciarla, y para ello utilizaron unos odres fabricados con los estómagos de los rumiantes. Para su sorpresa, el efecto del calor ambiental y el cuajo del estómago del animal convirtieron la líquida leche en una pasta blanquecina. 

Uno de los pastores decidió probarla, y el resultado le agradó. Desechó el suero de la bolsa y luego estudió como producirla sistemáticamente, y así apareció el queso.

A partir de entonces, los mercaderes comprobaron que aplicando sal y presión a la leche ésta era conservada por más tiempo, por lo que comenzaron a producir queso con la leche fresca que no se consumía.

Con el paso del tiempo, gracias a la química, se han encontrado muchas otras sustancias (naturales o no) que reaccionan de la misma forma al entrar en contacto con la leche obteniendo queso como resultado final.

Guillermo Marrero

queaprendemoshoy
Publicar un comentario