12/5/16

Curiosidades: La lección del Vaso de agua que Seguramente no Conoces


Un psicólogo estaba dando un taller a un grupo de personas sobre cómo afrontar distintas situaciones estresantes en la vida. En mitad de una clase, sostenía un vaso con agua y ya todos pensaron que les iban a preguntar por la importancia de ver el vaso medio lleno o medio vacío, para hablar de las personas optimistas y las pesimistas. Sin embargo, el psicólogo había preparado una moraleja mucho más profunda.

Para empezar les preguntó a todos que cuánto pesaba el vaso de agua. Las respuestas de los alumnos variaron entre un peso de 100 y 500 gramos. Cuando todos habían respondido comentó que el peso en valor absoluto no tiene importancia ya que éste es relativo, y dependerá del tiempo que sostenga el vaso. Si sostenemos un vaso de agua durante un minuto no habrá ningún problema, mientras que si lo aguantamos durante una hora nos dolerá el brazo. Si seguimos aguantándolo durante todo un día el brazo se nos quedará entumecido y bloqueado. Ahí es donde quería llegar el maestro.

En los tres casos expuestos, el peso del vaso no cambia, pero lo sentiremos como un peso cada vez mayor cuanto más tiempo lo sostengamos. La ansiedad, las preocupaciones y el estrés en general funcionan de la misma manera. Si pensamos en lo que nos preocupa por poco tiempo no ocurre nada. Si le damos vueltas a un problema durante más tiempo comenzará a hacernos daño. Si pensamos en el problema todos los días, quedaremos paralizados sin ser capaces de tomar decisiones, sin poder hacer nada.

Pensar constantemente en nuestros problemas es lo que hace que nos bloqueemos, y eso es lo que aumenta significativamente nuestros niveles de estrés y ansiedad. Entonces, es fundamental soltar toda esa carga ni estar dándole vueltas constantemente a un problema. Por ello, es importante mantener la cabeza ocupada en otras cosas, es nuestra manera de ‘soltar el vaso’, descansar y mejorar nuestro estado anímico.

@Rockerfuck

cuantodanio
Publicar un comentario