5/4/16

Chernóbil: Imágenes tomadas 30 años después del Peor Holocausto Nuclear


El Desastre de Chernóbil

El accidente de la central nuclear de Chernóbil se produjo el 26 de abril de 1986. Fue el mayor desastre de la energía nuclear de la historia. La explosión tuvo lugar en el cuarto bloque de la central nuclear de Chernóbil, situado a sólo 120 kilómetros de la capital de Ucrania - Kiev, cerca de la frontera con Bielorrusia.

En la época, la central nuclear de Chernóbil era una de las más grandes del mundo. Estaba dedicada a un programa militar estratégico para el ejército soviético. De hecho, el accidente ocurrió debido a la coincidencia de varios factores. Además del hecho de que el reactor no tenía un sistema de seguridad actualizado, tenía un bajo nivel de automatización. En la fatídica noche del 26 de abril, había un experimento en marcha, que debería haber probado la gama inercial de la unidad turbo-generadora El sobrecalentamiento del combustible causó la destrucción de la superficie del generador.

A las 1:24 de la madrugada, hora local, (entre 40 y 60 segundos después del comienzo del experimento) dos grandes explosiones se produjeron. Según algunos expertos, hubo un fallo en el proceso que pone en marcha el sistema automático de seguridad por tan solo dos segundos. Esto debería haber frenado el sobrecalentamiento del turbo-generador. El vapor liberado por la primera explosión destruyo el techo de hormigón del reactor, que pesaba 1200 toneladas. La segunda explosión tuvo lugar solo entre dos y cinco segundos después de la primera. En el reactor entró el aire del exterior e hizo que el vapor de aguase mezclara con grafito fundido. Según varias investigaciones independientes la primera explosión era de tipo químico, pero la segunda tuvo más bien el carácter parecido a la explosión atómica de 0.3 kilo toneladas (como si hubieran explotado 300 toneladas de TNT). Esto se debe sobre todo a que los neutrones libres empezasen a arder en el aire libre. Según los testigos la primera explosión tuvo un brillo rojo y la otra azul celeste, después de esta se pudo observar la nube de hongo atómico encima de la nuclear.

La investigación de la catástrofe fue concluida con la afirmación que el personal no siguió las normas de seguridad. El accidente nuclear de la central de V.I. Lenin tuvo u gran impacto sobre los parámetros de seguridad no solo en lo que se refiere a las centrales nucleares en otros países sino a toda la actividad humana. Tristemente, hoy lo que se puede confirmar es que desde un reactor roto y sobrecalentado de la unidad 4 de la central de Chernóbil comenzó a evadirse la radiactividad que desencadeno en una inmediata y masiva contaminación de las áreas tanto cercanas como lejanas.

El desastre nuclear también fue una coincidencia. El reactor debería haber sido cerrado antes del experimento. Sin embargo, esto se aplazó durante nueve horas debido a las próximas celebraciones del día 1 de mayo y a la electricidad necesaria para cumplir con el plan de producción. Este retraso produjo que el experimento se llevase a cabo durante otro turno de trabajadores diferente que aquel que lo había preparado. El turno de noche estaba compuesto por operarios menos preparados para conducir el experimento. 

Después del desastre

Al accidente nuclear no lo siguió una explosión nuclear. Ambas explosiones fueron térmicas-normales. La radiactividad comenzó a emitirse fuera del cuarto reactor destruido e incendiado de la planta nuclear de Chernóbil, el cual contaminó el entorno tanto inmediato como más lejano.

El primer paso en la resolución del accidente nuclear de Chernóbil fue la extinción de la sala del reactor que estaba ardiendo y el techo de la sala de turbo-generador. El departamento especial contra incendios de la planta nuclear, junto con los bomberos de la cercana ciudad de Chernóbil, apagaron el fuego en las tres horas que siguieron a la explosión. Sin embargo, en el corazón del reactor, el grafito seguía ardiendo.

Los bomberos que trabajaban en el accidente no conocían la causa del incendio y, por lo tanto, solo vertieron agua en las ruinas del reactor. Esto agravó la situación y varias explosiones más pequeñas tuvieron lugar, junto con una contaminación radiactiva aguda. Para evitar que la radiactividad se propagara con posterioridad en el medio ambiente, se llenó el reactor con cinco mil toneladas de boro, dolomita, arena, arcilla y compuesto de plomo - lanzados desde un helicóptero que volaba sobre el reactor. Estos materiales liberados extinguieron el incendio del grafito y absorbieron los aerosoles radiactivos. Dos semanas después de la ruptura, los órganos oficiales soviéticos decidieron conservar el bloque entero que había colapsado en la planta nuclear en un sarcófago especial - cuerpo de hormigón con su propio sistema de refrigeración.

La explosión en Chernóbil expulsó sustancias radiactivas hasta la altitud de 1,5 kilómetros . A esta altitud, los vientos del sureste arrastraron la nube radiactiva a lugares tan lejanos como Escandinavia. La nube voló sobre Escandinavia y luego regresó a Ucrania de nuevo. Durante el día del accidente, la dirección del viento cambió hacia el oeste. La segunda nube contaminada por tanto voló a través de Polonia hasta Checoslovaquia y después a Austria. Allí, rebotó en los Alpes y voló de regreso a Polonia. Por lo que conocemos hoy en día, no hay lugar en el mundo donde las nubes radiactivas de Chernóbil no estuvieron presentes. Las nubes contaminadas volaron por todo el mundo.

Los territorios más afectados fueron Ucrania y Bielorrusia, los cuales decidieron evacuar parte de sus países de forma permanente debido a contaminación del medio ambiente. En el proceso de contaminación, un papel importante fue desempeñado por el yoduro radiactivo. Este elemento tiene un periodo medio de desintegración corto y relativamente pronto después del accidente, de forma natural se descompuso en sustancias inofensivas. Hoy en día, la contaminación radiactiva se compone principalmente por sustancias tales como el estroncio y el cesio - estos tienen una desintegración de 30 años. Por lo tanto, van a seguir contaminando el entorno próximo durante varias décadas. Isótopos de plutonio y americio estarán presentes en el territorio respectivo probablemente por varios miles de años. Sin embargo, tienen un efecto de radiación insignificante para el cuerpo humano.

Las víctimas del accidente

Los hechos – el accidente en sí y luego las consecuencias del mismo forman el número de víctimas de Chernóbil. Por supuesto, las víctimas directas fueron en su mayoría los trabajadores de la planta, así como los bomberos, que recibieron dosis letales de radiación. La mayoría de las víctimas directas están enterradas en el cementerio Mitino en Moscú. Cada cuerpo está conservado en un ataúd de hormigón, debido a su alta radiación.

La contaminación radiactiva se difundió principalmente a la ciudad cercana de Pripyat. Esta ciudad fue construida para los trabajadores de la planta nuclear a sólo tres kilómetros de la planta de energía nuclear. Durante todo el día después del accidente, los funcionarios del Estado no advirtieron a los 50 mil habitantes acerca de la amenaza de la contaminación radiactiva. Tampoco se les proporcionó pastillas de yodo que ayudan contra la radiación. El accidente de la planta nuclear hizo que el nivel de radiación excediera los niveles naturales en miles de veces. La evacuación de Pripyat tuvo lugar el día después - la tarde del 27 de abril de 1986. A los habitantes se les permitió coger solo las cosas imprescindibles, así como se les dijo regresar en tres días. En el momento en que fueron evacuados, fueron todos expuestos a grandes cantidades de radiación.

Oficialmente, el desastre de Chernóbil afectó a las vidas de unas 600.000 personas. Los documentos oficiales dividen las víctimas de la radiación en varias categorías. Por ejemplo, el grupo más grande es el de los 200-240 mil liquidadores - equipos de rescate, los soldados que hicieron los trabajos de descontaminación, bomberos, así como oficiales de policía. Por otra parte, está el grupo de cerca de 116 mil habitantes de las zonas contaminadas cerca de Chernóbil. Otras 220 mil personas fueron evacuadas después de los territorios contaminados de Bielorrusia, Ucrania y Rusia. Sin embargo, alrededor de 5 millones de personas siguen viviendo en las zonas contaminadas actualmente.

Te dejamos unas fotos tomadas recientemente en en la ciudad abandonada de Pripyat, cerca de la central nuclear de Chernobyl en Ucrania el 28 de marzo de 2016.

















@Laarepaenlínea
 photo pequenofinal_zpskmku01bj.gif
Publicar un comentario