4/9/15

Los Relatos del Guille Marrero: Lo Detienen por Encontrar Sémen en sus Perros Calientes


Venezuela- 1 de Enero

Un popular perrocalentero de la ciudad fue aprendido este Lunes después de ser denunciado por un fiel cliente que tuvo serios problemas estomacales y decidió hacerce unos exámenes.

Yoncleiver Isidro Pérez de 48 años quien se desempeñaba como Manipulador de Alimentos, fue detenido la noche del Lunes cuando uno de sus clientes lo denunció a la Policía.

El afectado quien quiso guardar su identidad. acudió al medico después de padecer serios dolores estomacales, le dijo a los doctores que su rutina diaria era comer perros calientes con salsa Alemana antes de llegar a su casa.

Después de varios estudios los Doctores determinaros que tenía altas concentraciones de fribrinogenasa en su estomago, la cual normalmente se encuentra en el semén."Gracias al dolor de estomago producto de una gastritis del paciente y los estudios del material viscoso en su estomago pudimos llegar a esta conclusión".

"Me pareció bastante extraño ya que soy heterosexual" afirma el afectado, me pareció raro que después de los estudios el Doctor me preguntó si había realizado últimamente sexo oral con mi pareja sin protección, le dije que como me iba a proteger si siempre lo hago con mi mujer, no entendía hasta que me dí cuenta que pensaba que era gay por lo que encontró en mi estomago.

"Desde hace 2 semanas noté que el espesor de las salsas estaba cambiando pero no le paré, la salsa Alemana tenía una consistencia un poco pegajosa, olía como a cloro pero aun así se la echaba a mi perro porque me encanta", dice entre lagrimas el afectado que no desea ser identificado.

Se realizó una exhaustiva investigación que dió como resultado la detención del popular perrocalentero Yoncleiver Jesús Pérez, apodado "Manguera", quien después de estar a las ordenes de la ley fue interrogado y afirmó "Lo hago desde hace 1 mes, todo comenzó cuando venían jevas buenas a comer perros y veía como se les chorreaba la salsa al morder, me dio un morbo arrecho que hacia que se me parara el Brazo e muñeca, cuando me preguntaban por la consistencia de las salsas les decía que había cambiado de proovedor y cuando notaban el olor a cloro decía que era que lavaba bien los potes, estoy arrepentido, pensé que nadie lo notaría".

Ahora los organismos del estado se preparan para aprobar una ley en que los perros vengan sin salsa.

A 1200 perreros y 6.0000 millones de personas no les gusta esta noticia

"Se que despúes de esto nunca será igual comer perros en la calle, no les puedo mentir, esta noticia es falsa", solo la saqué de mi mente retorcida.

Escrito por Guillermo Marrero
Publicar un comentario