7/9/15

Los Relatos del Abuelo Rock: Los Pseudorockeros del Twitter


El rock se escribe en hojas negras y tinta de sangre, no se trata de satánicos, los fans de Black Sabbath o de Alice Cooper, de ser emo o de autoflagelación.

Hoy en día cualquier se cree rockero, andar vestido de negro con camisas de cualquier banda, el pelo largo, chaquetas de cuero o de jean y tener unos tatuajes es su idea de ser rockero.

El pasado viernes 28 de agosto en un local de Caracas llamado Frank Garden Bar ocurrió un hecho mediático, (de esos que el gobierno de Venezuela sabe armar muy bien), donde llegó la Policia Nacional Bolivariana acompaña de la guardia y para completar el combo el viceministro de la operación de liberación del pueblo (OLP) con cámaras de Vtv y de más. Todo un show mediático. El bar fue cerrado hasta nuevo aviso. Según las autoridades era un lugar donde se vendían drogan y se practicaban conductas fuera de la ley.

No quiero entrar en el tema político muy desgastado y aburrido, lo que a mi me llama la atención es el hecho de que los rockeros actuales no tienen ni pies ni cabezas, no saben donde están parados en la escena del Rock nacional.

A través de la redes sociales, se podían leer muchos mensajes de los afectados (por ponerle un nombre), y fotos donde todos hablaban de lo ocurrido aquella noche. Muchos de los que escribieron aseguraban que habían estado allí y según ellos habían sido agredidos por las autoridades, que habían sembrado las drogas,  hasta el activista político de la Oposición Julio Coco se manifestó sobre el caso por las redes. 

Para mi, apartando el hecho político y los problemas que vive el país, es que los niños de ahora, esos que se creen rockeros, no son más que eso, "unos niños" que desconocen la esencia del rock. 
Veo con preocupación que estos niños se ponen a quejarse por las redes sociales sin darse cuenta que no tiene ningún sentido,  al menos que quieran algo de fama cuando los etiqueten como un "caso viral" o algo tribal que luego nadie recordará en unas semanas o meses.

Para los que vivimos los 80 y los 90 las grandes coñazas que se formaban en los concierto de esa época, y hasta más acá, los que fuimos a Slayer en el 2006 (si la memoria no me falla) o en el 2010 a Metallica donde nos enfrentamos a la  Policía que  no nos dejaba pasar, creando  caos con botellas, practicando lo que para mi es la esencia irreverente del rock y de rebeldes con causas, nos parece un irrespeto que nos comparen con unos niños pendejos que quieren buscar fama porque los sacaron de un local y se hacen llamar rockeros.

El rock no se hizo para agradar a nadie y como dice una de sus letras "no es placer para dioses", hace unos años atrás lo que ocurrió en ese local sería una historia totalmente diferente, los rockeros de mi época no andábamos con pendejadas a la hora de enfrentar al que estuviera en frente, las redes sociales era llamarse a los panas para que se llegaran a enfrentar los peos de frente sin mariqueras.

Por último, a los que fueron agredidos o violados en ese local, VAYAN A LLORAN PARA EL VALLE o sigan colocando foticos diciendo "Ahí estoy yo" para que los etiqueten. Dejan mucho que pensar, en estos días leyendo en uno de sus foros me percaté de la raíz del problema, el desconocimiento total de la actitud y la irreverencia del rock nacional.

Escrito por El Abuelo Rock
 photo pequenofinal_zpskmku01bj.gif
Publicar un comentario