26/8/15

Perimeter: El Sistema de Defensa Nuclear Ruso que Aniquilaría Naciones Enteras


El mayor elemento de disuasión nuclear de Rusia es un sistema que garantiza un ataque nuclear de respuesta, incluso en caso de destrucción total de las líneas de mando y comunicación y muerte de personas clave. Se conoce en Rusia como ‘Perímeter’.

Nombre: Sistema Perímeter, índice ruso 15E601. En Estados Unidos se lo conoce como ‘Dead Hand’ (‘mano muerta’), cuanta aproximadamente con 1.643 misiles nucleares listos para ser lanzados a los agresores y aliados.

Importancia para la mantener la paz: El principal elemento de disuasión nuclear de Rusia es un sistema que garantiza un ataque nuclear de respuesta, incluso en caso de la destrucción total de las líneas de mando y comunicación y la muerte de personas clave. La existencia de un sistema de este tipo se tacha a veces de inmoral, pero es esencialmente el único medio de disuasión real, puesto que garantiza un ataque nuclear devastador.

Para que sirve: Es un sistema de control automático de represalia nuclear masiva desarrollado en la Unión Soviética en el apogeo de la Guerra Fría. Pensado para hacer llegar órdenes del alto mando militar a todos los puestos de mando de las tropas que disponen de armas nucleares en caso de un ataque nuclear durante el cual las redes de comunicación pudiesen ser destruidas.


Concepto: Perímeter es un sistema de mando alternativo para todas las unidades que dispongan de cabezas nucleares. Fue desarrollado como un sistema de comunicación de ‘reserva’ en caso de un eventual ataque nuclear y por si quedaran miembros clave del sistema de mando de la Tropa de Misiles Estratégicos Kazbek, tal como estaba previsto por el concepto estadounidense de la Guerra Nuclear Limitada, o el concepto actual del Ataque Global Inmediato.

Con el fin de garantizar el cumplimiento de su función, el sistema fue diseñado originalmente como completamente automático, de tal forma que en caso de ataque masivo sería capaz de tomar una decisión sobre la represalia adecuada por su cuenta, sin la participación (o una participación mínima) humana.

Fecha de puesta de servicio: 1985.

El sistema fue desarrollado en la URSS y puesto en servicio en 1985 a raíz de la aparición en EE.UU. del concepto de la ‘Guerra Nuclear Limitada’, que preveía la realización de ataques contra los objetivos más importantes: bases de lanzamiento, aeródromos, grandes núcleos de transporte e industrias. El resultado de este ataque demoledor debía ser la destrucción de los centros de mando militar y político del enemigo, evitando que alguien pudiera tomar la decisión de efectuar un ataque de respuesta.

Venganza garantizada: ¿Cómo funciona el sistema Perímeter?
La punta de lanza del sistema son los misiles balísticos, pero estos misiles no se lanzan contra un agresor, sino que sobrevuelan distintas partes de Rusia. Sus ojivas no portan cargas termonucleares, sino potentes transmisores que emiten señales de control a los sistemas de misiles balísticos con ojivas nucleares, bien estén instalados en silos, aviones, submarinos o en sistemas móviles con base en tierra. El sistema está totalmente automatizado y el factor humano en su trabajo queda excluido o está minimizado.

De hecho, el Perímeter es una duplicación de todo el sistema de mando para todas las tropas que disponen de armas nucleares. Está concebido de tal forma que es completamente resistente a todos los factores destructivos de armas nucleares, y desactivarlo es prácticamente imposible. Su misión es la de tomar la decisión de lanzar un ataque de respuesta de modo automático.

El principal elemento de control del sistema sobre todos los misiles estratégicos del país se llama ‘Kazbek’, que se conoce por su subsistema de comunicación, Cheguet, con frecuencia llamado ‘maletín nuclear’.

En tiempos de paz, los principales componentes del sistema Perímeter se encuentran en régimen de guardia. Ellos valoran la situación y procesan datos que reciben de los puestos de monitoreo. En caso de un ataque a gran escala con armas nucleares, confirmado por los datos del sistema de alerta temprana sobre ataques con misiles, todo el sistema pasa automáticamente a funcionar en modo de combate. 

El sistema recibe información de gran cantidad de sensores, analiza la intensidad de los intercambios de comunicación en la cúpula militar y la telemetría desde los puestos de las tropas de misiles estratégicos. 

Las cuatro condiciones para el ‘Armagedón’
Antes de poner en marcha el algoritmo de ataque de respuesta, el Perímeter debe cumplir cuatro condiciones. Lo primero que comprueba es la veracidad de un ataque nuclear contra Rusia. Luego chequea la existencia de comunicación con el Estado Mayor General. Si el Mando Militar no responde, el Perímeter lanza una señal al Kazbek (‘maletín nuclear’). Si responde el ‘Kazbek’, el sistema delega el poder de tomar decisiones al oficial de mayor rango en el puesto de mando. Y solo en caso de que reciba la orden de este último, o si no recibe ningún tipo de comunicación, comienza a actuar.

Maletín nuclear del sistema Kazbek

Sin embargo, hay veces que el sistema puede actuar sin recurrir al máximo mando militar del país. Al descubrir, por ejemplo, múltiples fuentes puntuales de radiación electromagnética intensa e ionizante y compararlas con los datos sobre movimientos sísmicos en lugares con las mismas coordenadas, el sistema llega a la conclusión de que se trata de un ataque nuclear a gran escala. En este caso el Perímeter puede dar la señal de ataque incluso sin la autorización del Kazbek.

La OTAN califica de “inmoral” un sistema de ataque nuclear que actúa independientemente de los seres humanos. Sin embargo, Estados Unidos también cuenta con un mecanismo similar, el Emergency Rocket Communications System.



Publicar un comentario