18/7/15

Curiosidades: ¿Los Árboles son Buenos para Atraer Rayos?


Los árboles atraen a los rayos y es algo que resulta curioso, ¿no es así? Lo hemos visto en el cine, en la televisión, en los dibujos animados y aquellos que viven en las zonas más alejadas de las ciudades, quizás hasta en persona.

Un rayo es una descarga electromagnética masiva, generada por un desequilibrio en la carga eléctrica de la atmósfera. Se origina en las tormentas eléctricas y se dispara dentro de las nubes, desde una nube a otra o desde una nube a la superficie terrestre. En cualquier momento y por ejemplo ahora mismo, en el mundo entero están desarrollándose unas 2000 tormentas eléctricas y se generan unos 100 relámpagos por minuto, más de 8 millones cada día.

Cada rayo tiene casi unos 3 km. de largo aunque apenas 1 cm de ancho. La descarga de un rayo tiene entre 1 y 10 mil millones de Joules de energía, produciendo entre 30.000 y 50.000 amperios de electricidad. Visto de otra manera, el golpe de un rayo puede considerarse equivalente a la explosión de una tonelada de TNT, que golpea en una milésima de segundo. ¿Qué te parece? Razones más que suficientes para que hagan volar un árbol en pedazos y para temerles.

Los rayos en los árboles

Ahora bien ¿por qué es los rayos caen en los árboles? Bueno, no se trata de algo extraño, los árboles actúan como un pararrayos. Esto sucede por la simple razón de que la electricidad siempre busca el camino más libre, el que oponga la menor resistencia al momento de hacer la descarga desde las nubes a la tierra.
Más allá de que en nuestro imaginario colectivo siempre tuvimos a la madera como un material muy poco conductor, los árboles poseen una compleja estructura interna, una enorme serie de pequeñísimos millones de conductos. Estos transportan diferentes sustancias sumamente importantes para el árbol, como la savia, el agua y las sales minerales. Todos estos elementos le dan una particular humedad a los árboles, al tiempo que los convierten en excelentes conductores para las descargas eléctricas de los rayos.

El árbol, en el camino de la descarga del rayo, pasa a ser un conductor mucho mejor que el mismo aire, facilitando el completar el circuito de las nubes a la tierra. Especies como robles, olmos, pinos, abetos, álamos, arces y fresnos, son mucho más propensos a recibir el golpe mortal, estos árboles grandes y altos, llevan grandes cantidades de agua dentro, especialmente durante el verano.

ojocurioso


 photo pequenofinal_zpskmku01bj.gif
Publicar un comentario