6/1/15

¿Por qué se les llama “Pepe” a los José?


José es un nombre muy común en español. Sin embargo, a muchos de los José a nuestro alrededor no los conocemos su nombre, sino por el apodo Pepe, totalmente habitual en el lenguaje corriente, pese a que no conozcamos su significado original. La etimología de este nombre ha sido varias veces discutida. De hecho, todavía hoy, no hay una respuesta certera sobre su origen, aunque sí varias teorías en apariencia bien encaminadas.
La versión más extendida es aquélla que remonta sus orígenes a los primeros tiempos del cristianismo, cuando los religiosos eran perseguidos y castigados por sus creencias. Éste miedo a enseñar su fe hacía que los fieles se comunicarán, en la clandestinidad, con símbolos que servían de lenguaje en clave, encriptado. De este modo, Jesús tomaba la forma de un pez; los cristianos eran representados con una cruz, y a San José, marido de la Virgen María,se le apodaba ‘Pater Putativo’ (Padre aparente, en latín), que se abreviaba con las siglas P.P. Así se le llamaba, puesto que él podría ser considerado padre de Jesucristo. Así fue como quedó escrito, además, en las estatuas de este santo, así como en el ‘Nuevo testamento’, del cual su lectura oral llevaría a pronunciarlo simplemente como Pepe.
Éste sería un origen similar al del apodo Paco para los Francisco, con el que nos remontamos a San Francisco de Asís, al que los fieles conocían como ‘Pater Comunitas’ o ‘Pater Comunitatis’, o, lo que es lo mismo, padre de la comunidad.
Otros autores, no obstante, dudan de este origen, y hablan de derivaciones de distintos idiomas romance. No en vano, el mismo nombre, José, es hermano del italiano Giuseppe (Peppe) y del catalán Josep (Pep), donde se utilizan también diminutivos de similares características. Otros, datan la fecha de su origen en un periodo mucho más reciente, cuando los españoles comenzaron a llamar Pepe Botella al rey José Bonaparte -hermano de Napoleón-, de manera claramente despectiva.
Saberia

 photo pequenofinal_zpskmku01bj.gif
Publicar un comentario