27/12/14

25 Cosas que no soporto de Venezuela



1) Los que, en el metro, en una camioneta o en un autobús, te recuestan el bulto y no van a la escuela.

2) Los domingos por la tarde.

3) Los calvos que se dejan crecer las greñas a los lados de la cabeza y se las peinan de manera que les cubran el coco pelado. Cerca de nosotros siempre hay un sujeto peinado así.

4) El chistecito que hace que la gente crea que a los «pelos» siempre se les debe llamar «cabellos». Si ese chiste tuviera razón iríamos a «cabellerías» en lugar de «peluquerías».

5) Ir a velorios, entierros, novenarios y afines. Dar pésames y comer sándwiches de funeraria.

6) Un apagón.

7) La gente que siempre llega a tu casa a la hora del almuerzo dizque de «imprevisto».

8) La música que hacen Huáscar Barradas, Luis Julio Toro, Yordano y El Guajeo.

9) Cuando le Echan agua a la salsa de tomate y a la mostaza «pa'
 que rindan».

10) La mezcla del olor de la basura con el olor de la creolina.

11) La gente que dice «esel» en lugar de excel o «ésito» en vez de éxito.

12) Los amigos que no ponen un centavo a la hora de pagar la cuenta después de haber jartado y bebido como bárbaros.

13) Nuestra debilidad ante los ladrones de cualquier calibre.

14) Caer en un hueco y sentir que a partir de ahí tu carro no suena igual.

15) Un perro chillando a las dos de la mañana.

16) Una alarma huérfana sonando a las dos de la mañana (si suena al mismo tiempo que el perro anterior es que está pasando algo serio en esa calle. Llamen a la policía).

17) La gente que te invita a ver las fotos de su último viaje.

18) Tener tos y diarrea al mismo tiempo.

19) Las discusiones entre los fanáticos del Caracas y del Magallanes. ¿Hasta cuándo?

20) Tener un pelo asomado de una de las ventanas de tu nariz.

21) Cortarse con una hoja de papel bond.

22) Que tu hijo le pegue un pelotazo al plasma y le quiebre la pantalla. (Hasta ahí te durará el orgullo porque tu hijo pertenezca a los Criollitos de Venezuela).

23) Viajar en un autobús oscuro y congelado en el que no puedes mirar hacia fuera porque no te dejan correr las cortinas.

24) Los vendedores que te tratan como si te fueras a robar algo de la tienda.

25) Que tu hijo llore porque le están masacrando su piñata del Hombre Araña.


Roberto Echeto


Publicar un comentario