10/8/13

El excelente duelo entre Mariano Rivera y Miguel Cabrera (video)



Noveno episodio. Yankees ganan a los Tigres 3×1. Hay dos outs. Los Tigres tienen a Jackson en segunda. Viene a batear Miguel Cabrera, quien había impulsado la única carrera de los Tigres en el séptimo inning, pero quien ha estado sufriendo de dolores en la cadera derecha. Con una bola a su favor, Cabrera levanta un globi de foul por la primera base. La pimera base de los Yankees le pone el guante a la pelota pero no logra retenerla y deja a Cabrera en el bate. En el siguiente lanzamiento de Rivera,  Cabrera pega un foul ball contra su rodilla izquierda. Hace un gesto de dolor y se apoya en su bate. Salen el masajista y el manager Leyland a conversar con él. Desde las tribunas de los Yankees le gritan a Cabrera que deje el teatro, que no demore el juego. Sigue bateando y al siguiente lanzamiento pega un foul…. Esta vez contra su tobillo derecho. Otro gesto de dolor y más gritos desde la tribunas contra el bateador. En ese momento Rivera debe estar pensando que está enfrentando  a un bateador adolorido, quien lleva  dos strikes en contra, con dos outs en la pizarra y que está ganando su equipo 3×1. Mariano Rivera, el mejor cerrador del beisból, tiene todos los ases en la mano. Y es lógico que piense así.
Decide enviarle una pelota rápida y abajo, a fin de hacerlo batear incómodo, pero la pelota se queda al nivel de  las rodillas y Cabrera puede extender sus brazos y pegarle a la pelota con la llamada parte dulce del bate. Y la pelota gana altura progresivamente y rebasa la cerca del jardin central, empatando un  partido que estaba en  su agonía.
Mientras Cabrera da la vuelta a las bases vemos el rostro de Mariano Rivera, quien abre la boca para decir: woooow! , admirado a su pesar por la proeza que acaba de suceder.
Tori Hunter, el jardinero derecho de los Tigres, quien veía el drama desde la cueva, comentó: “Deberían hacer una película sobre este turno al bate”!
Una página más en la brillante carrera de Miguel Cabrera, el pelotero que remedió nuestra nostalgia por  ver batear a  Andrés Galarraga, quien a su vez – había remediado nuestra nostalgia por ver batear a Camaleón García, quien había remediado nuestra nostalgia por ver batear a Vidal López.

 photo pequenofinal_zpskmku01bj.gif
Publicar un comentario