8/7/13

Terribles Métodos de Ejecución Parte III



ejecuciones-sierraLa sierra

Este método fue empleado en el Imperio Romano, en Medio Oriente y en partes de Asia. Consistía en desnudar al condenado, colgarlo boca abajo para que la sangre se dirija a su cabeza y así pueda permanecer sin desmayarse, y posteriormente ir serruchándolo poco a poco, desde el periné (parte ubicada entre el ano y los genitales) hasta la parte superior del cráneo. El gran problema con el procedimiento era que el cuerpo del condenado se movía demasiado por la resistencia que ofrecía a la fuerza de quienes serruchaban (se usaba una sierra grande, un verdugo tomaba un extremo de la sierra, y el otro el extremo sobrante), pero ante eso los chinos idearon una variante en que el condenado se colocaba entre dos tablas alineadas y muy bien fijadas al suelo.

El tormento de la rata

Este método, empleado en la Europa Medieval e inventado en la Antigua China, consistía en poner una jaula de hierro, abierta por debajo y con una sección abrible arriba, sobre el abdomen del condenado, que estaba siempre acostado boca arriba e inmovilizado.  Dentro de la jaula se introducía por arriba una rata, tras lo cual se cerraba la jaula y se empezaba a calentar la parte superior de la misma, a fin de que la rata se desespere e intente escapar del calor cavando en el vientre del condenado… Algunas veces se usaba para obtener confesiones, pero otras para ejecutar, y podía introducirse más de una rata en la jaula.

Ling Chi: Muerte por mil cortes

ejecuciojes-ling-chiEsta forma de ejecución recibe su nombre porque, en ella, el condenado es primeramente drogado con opio (para que aguante el dolor) y atado a un poste, pero después sufre un proceso en el que se le hacen numerosos cortes de carácter no letal: se empieza por sus muslos y pechos, se continúa por manos, brazos y piernas, y así se va poco a poco realizando cortes por doquier, cortes que son cada vez más profundos y dolorosos, y en los cuales se van arrancando pedazos del condenado, y poniéndolos frente a éste, que permanece consciente gracias al opio, pudiendo así experimentar un tormento moral y emocional además de un mero suplicio físico. Y es que, lo que hace realmente espantosa esta forma de ejecución, es que el condenado es forzado a ser testigo del proceso de desintegración física que le conduce a su muerte, siempre dada a través de la decapitación o la extirpación de un órgano vital.
Esta cruel práctica se usó hasta principios del siglo XVIII, y estaba fundamentalmente dirigida a siervos que matasen a sus amos o a cualquiera que cometiese delitos de lesa majestad. No obstante, se sabe que hasta inicios del siglo XX se practicó, pues el último caso conocido (esto no quiere decir que no haya habido más después) fue el de Fu-zhu-li, ejecutado en Pekín un 10 de abril del año 1905…

Necklacing

ejecuciones-necklacingEl necklacing consiste en poner un neumático con gasolina alrededor del cuello o el pecho y los brazos de una persona, encendiéndolo a fin de que la víctima muera tras un intenso periodo de sufrimiento que puede durar hasta 20 minutos y en el cual se dan terribles quemaduras previas a la muerte.
El método se originó en Sudáfrica, en el contexto de los enfrentamientos (ligados al problema del Apartheid) que, durante 1980 y 1990, tuvieron lugar entre el Congreso Nacional Africano (CNA) y el Partido de la Libertad Zulu Inkatha. Se usó contra los negros que, o bien colaboraban con el poder blanco, o bien no participaban en las revueltas. Posteriormente volvió a usarse en Sudáfrica durante el 2008, por parte de los sudafricanos negros y en contra de inmigrantes negros de otras partes de África. Así mismo, el necklacing ha sido usado: en Haití, durante el periodo de transición democrática y en contra de los partidarios del dictador Jean Claude Duvalier; en Brasil, por parte de los narcotraficantes, quienes lo llaman “microondas” y hasta lo usaron contra el periodista Tim Lopes; y en Sri Lanka, dentro de la insurrección armada dirigida por Janatha Vimukthi Peramuna.

Corbata colombiana


Este método de ejecución comenzó a popularizarse en los tiempos en que la guerra entre Pablo Escobar y la Policía se recrudecía en las calles de Medellín. Actualmente la emplean principalmente los cárteles de droga, tales como los que existen en México.  El método consiste en hacer un corte en la garganta de la víctima, meter la mano por el hueco hecho con el corte, tomar la lengua del prisionero, y jalar fuertemente de ésta hasta sacarla por el hueco de la garganta y dejarla allí colgando a modo de corbata. Al igual que en el Ling Chi, el propósito es causar tormento psicológico además de físico, ya que la víctima, antes de morir desangrada, tendrá unos momentos para contemplar horrorizada su nueva y macabra corbata…
Publicar un comentario